martes, 18 de noviembre de 2008

Historia Indígena Argentina


Historía Indígena Argentina: Según estudios realizados sobre los primeros asentamientos indígenas en territorio argentino se establece que hace unos doce mil años ya estaban asentados en el sur de la patagonia las primeras sociedades de cazadores. Las investigaciones arqueológicas han permitido conocer otros sitios donde habitaban sociedades con características de la mencionada tal es el caso de "Las Buitreras" en santa Cruz. En el noroeste y las sierras centrales los primeros asentamientos datan de unos siete mil años atras en sitios como Intihuasi en san Luis; Ayampitín en Córdoba y Huachichocana en Jujuy. El inicio de las actividades agrícolas recién iban a surgir entre los 1500 a 1000 años a. C. donde las sociedades incorporaron la agricultura como modo de subsistencia a pesar de que no habían abandonado la caza y la recolección de frutos salvajes. Las comunidades más desarrolladas se establecieron en el noroeste argentino que eran pequeñas sociedades agrícolas que llevaban una vida semisedentaria.

Con el correr de los siglos el proceso de complejidad social se acrecentó ya que a mediados del siglo quince la franja oeste que va desde Jujuy hasta Mendoza fue incorporada a los Estados Inca e integraron el “Collasuyo”, parte austral del Tahuantisuyo o imperio incaico, cuya capital estaba en el Cusco. Hasta la llegada de los españoles las regiones de la Patagonia y las pampas continuaron ocupadas por sociedades más primitivas que tenían de modo de viad la caza y la recolección. No ocurrió lo mismo con las pertenecientes a Collasuyo y los que se asentaron en la región mesopotámica quienes adoptaron rápidamente la agricultura como modo de vida.

Con el establecimiento del Collasuyo se establecieron las primeras comunidades y muchos adoptaron los sistemas político económico del Tahuantisuyo, tal es el caso de las“minga” una especie de economía del pueblo, con una distribución equitativa de la riqueza de sus producciones o sistemas más complejos como los Ayllus donde no solo lo económico juega un papel fundamental sino también incluye aspectos políticos, sociales y religiosos.

Quienes constituían un pueblo de agricultores pero no habían sido tan influenciados por las costumbres sociales incaicas eran los Comechingones (morador de cuevas) que se encontraban establecidos en las actualñes provincias de Córdoba y San Luis, ellos vivían del cultivo del maíz, zapallo y poroto y llevaban una vida sedentaria en aldeas multifamiliares o cuevas rocosas naturales como las halladas en Ongamira. En la parte norte de Córdoba y sur de Santiago del Estero estaban los Sanavirones. estos grupos de las Sierras Centrales han dejado su testimonio en "el Cerro Colorado" (Córdoba), sobre sus rocas han quedado los testimonios de su arte en pintura rupestre.

Poco antes de la llegada de los españoles se asentaron en la región mesopotámica los Guaraníes, los Mbyá que eran tribus de origen Arawak, amazónico de la actual Paramaribo, Guyana Holandesa. Los Guaranies y los Mbyá se establecieron en la región mesopotámica en tanto que un grupo de ellos se trasladó a la zona norte de Formosa, El Chaco y la selva de Yungas a éstos grupos de origen Arawak se los conoce como los Chiriguanos y los Chané.

Los grupos de cazadores ocupaban las llanuras pampeanas y los territorios del sur. En la zona del Río de la Plata estaban los Charrúas que tenían fama de ser muy belicosos, la zona oeste de Buenos Aires era ocupada por los Querandíes que eran cazadores y recolectores. Otros grupos menores como los Chaná-Timbú y los Chana-Mbeguá estaban dispersos por las zonas aledañas al río Paraná. y se dedicaban fundamentalmente a la pesca.

Las llanuras del Chaco estaban habitadas por numerosos grupos étnicos, en su mayoría cazadores, tal es el caso de los Tobas, Mocovíes, Mataguayos, Wichi, Chorotes, Chulupíes, Abipones y Vilelas. Entre los cazadores del sur predominaban tres grupos los Tehuelches septentrionales y los Tehuelches meridionales en la Patagonia y los Selk'nam u Onas, los Yámanas y Kaweshkar en la península de Tierra del Fuego que cazaban lobos marinos y moluscos.

La mayor parte de las comunidades prexistente a la invasión española se perdió mayoritariamente a través del proceso de conquista. Dicho proceso , por extenso, no lo abordaremos en ésta página. Sin embargo, brevemente, podemos señalar que la conquista y colonización y su consecuenta desvatación del Nuevo Mundo se basó sobre algunas causas, por un lado los conquistadores se encontraban motivados por el hambre de oro y la otra motivación tenía más que ver con la fantasía y la imaginación de hallar ciudades doradas semejantes al paraíso terrenal, ello constituyó un estímulo poderoso. Según el pensamiento medieval "el mundo era absolutamente fantástico; además el milagro religioso, sobre todo en los españoles, había familiarizado a los espíritus con lo irreal y una intensa curiosidad despertaba el anhelo por la aventura, lo cual facilitaba las expediciones de conquista".

Los españoles en su concepción separaban al hombre de la naturaleza, para después otorgarle el derecho de dominarla y explotarla. Durante la conquista y la colonia, la concepción con la que América Latina fue “ocupada” por los conquistadores hispanos se fundamentó en dos falsas premisas; la primera afirmaba que tanto las culturas indígenas como su etnociencia y tecnología adaptadas a los ecosistemas sudamericanos eran inferiores y atrasadas con respecto a la ciencia y las técnicas europeas, esta concepción en términos de Hegel: es "el espíritu libre". El sentido de la historia, el sentido de todo pueblo sobre la Tierra, es para esa filosofía realizar la libertad. Quienes van adelante en este proceso marcan el camino, deben ser seguidos por los otro"; la segunda sostenía que los recursos del nuevo continente eran ilimitados e inagotables y ellos poseían el derecho de tomarlo.

Otro elemento que causó estragos en las poblaciones indígenas fueron los virus traido desde el viejo mundo por los colonizadores. sarampión, tifus, malaria, etc. De todas las enfermedades que hicieron el viaje transoceánico, la viruela fue la que ocasionó mayor mortalidad y desolación, siendo una de las causas directas del descenso de la población indígena americana. Cuando la viruela apareció entre los indios traida desde Castilla la infección desvastó a la población indígena, ensañándose de tal manera que solo logró sobrevivir pequeños grupos de indios.

Bibliografía Consultada:
Harinh Clarence: El Himperio Hispánico en América
Rodriguez Molas Los Sometidos de la Conquista Argentina
Zavala Silvio: Orígenes de la Colonización en el Río de la Plata.
Gonzalez Ar: Argentina Indígena, Víspera de la Conquista.